Sergeus ProductionsTM

6º Encuentro del Cómic y la Ilustración de Sevilla

  En esta ocasión Aluzine Comix (Alejandro Barba, Sergio González y Juanma Castillo), no ha tenido que ir demasiado lejos para asistir a un evento de estas características. Un año más, en la capital hispalense, hábitat natural de los arriba citados, se ha celebrado el Encuentro anual del cómic (en la Casa de la Provincia) unido esta vez al Salón del Manga y a diversas actividades relacionadas, como Star Wars, la nueva generación de videojuegos interactivos, exposiciones, talleres y alguna que otra jornada de disfraces, unido todo a esto a la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión en Plaza Nueva, creándose así un animado trasiego entre ambos emplazamientos.

 

    Reconozcámoslo, fue el Capitán Torre del Oro el que nos avisó de las actividades del Encuentro, debido a la privilegiada situación de su principal guarida, aunque fuimos nosotros los que acudimos puesto que él estaba celebrando su cumpleaños con la Giraldilla (menuda es la tía...). Por lo tanto, pasemos a comentar lo que nos dio tiempo de disfrutar.

VIERNES 25  

17:00 - EL EXTRAÑO UNIVERSO DE CELS PIÑOL. Por Cels Piñol    

La característica principal que acompañó este acto fue la masiva afluencia de público, tanto durante la charla como después en las firmas y dibujos que ofreció el autor.  

Con la pequeña Sala Miyazaki totalmente ocupada (no había loseta que no fuera pisada por al menos cuatro pies) Piñol habló de su peculiar forma de trabajo, sus proyectos futuros y el merchandising que rodea a su obra. Se desarrolló en un tono bastante distendido por la complicidad que logró crear con los asistentes, lo que no evitó que antes de la hora prevista finalizara la charla debido al sofocante calor del ambiente, motivado por el "arrejuntamiento" humano forzoso.  

Para tomar aliento la conversación de Cels Piñol se trasladó a la Plaza del Tío Vázquez, aprovechando para vender posters firmados así como poner autógrafos y dibujos en los cómics de los aficionados. Fue necesaria la ayuda de su clon Adri en la tarea gráfica para atender la demanda, trasladándose el tenderete al rato al recinto expositivo dedicado a Santiago Sequeiros para evitar la aglomeración a la entrada del patio de la Casa de la Provincia.    

19:00 FRANK MILLER, DE DAREDEVIL A SIN CITY. Por Santiago Sequeiros, Paco Cerrejón y Rafael Marín.    

Sin duda, este acto se antojaba como uno de los más apetecibles que se ofrecían a los visitantes del Encuentro, aunque la respuesta de los mismos no correspondió en asistencia, o al menos no tanto como la mesa redonda previa. No obstante, el clima acogedor y la interesante conversación pasó por alto este detalle.  

El moderador Paco Cerrejón, promovedor de la idea de conversar en el Encuentro sobre Frank Miller, presentó el trabajo del prestigioso autor norteamericano. Tras conseguir entrar en Marvel, después de un tiempo Miller pudo hacerse cargo de los guiones y dibujos de la serie Daredevil, en horas bajas en aquellos momentos.  La falta de presión de los editores ofreció un campo de experimentación a partir del cual se relanzó el personaje y supuso la llamada del autor a DC, donde conformó la base del personaje Batman y revolucionó el cómic de superhéroes. A partir de aquí se convierte en un autor consagrado que consiguió crear su propio universo con Sin City, mezcla del género negro y el de superhéroes.  

En la conversación que derivó podemos destacar lo siguiente:  

Rafael Marín nos apuntó la importancia de Frank Miller en los 80, demostrando referencias no sólo a maestros estadounidenses como Eisner, sino otras japonesas e incluso europeas. Esta inquietud del autor mejoró y clarificó su creatividad, privilegiándolo respecto a otros. Destacó Marín la capacidad de experimentación que posee en esta época, recordando cómo es capaz de utilizar el lenguaje del cómic y resaltando un ejemplo: tras pelear contra La Masa, Daredevil convaleciente en el hospital lanza su bastón, que golpea los bordes de la viñeta.

Por encima del resto, explicó en su intervención el destacable trabajo en el guión que Miller realizó junto a Mazzucheli en Batman Año Uno y Daredevil Born Again, las mejores obras que ha realizado, a su juicio, aunque apuntando que la coincidencia del dibujante en las dos no es casual para tal resultado. Entre Batman y Daredevil destaca una gran diferencia; si en el primero define el origen del personaje y le abre múltiples posibilidades, en el segundo afina de tal manera el argumento que cuenta la historia definitiva de Daredevil, haciéndole caer a lo más más bajo para renacer con más fuerza, tanto es así que a su parecer dificulta la posibilidad de contar más sobre el personaje, pues fue tal la fuerza con la que lo plasmó en su trabajo. Entre el resto de proyectos que Miller ha desarrollado hasta ahora es 300 la obra que despierta el interés de Marín por su lectura horizontal, rasgo que es básico en el lenguaje del cómic, como ya apuntó Jack Kirby, y que sin embargo se está abandonando hoy en beneficio de la estructura vertical, que lo que consigue es un orden descendente de la lectura y no secuencial.  

En general, pese a reconocer la maestría del de Maryland, Rafael Marín reconoció que algunos de sus trabajos o detalles de él “le deja fuera de lugar”. Anotó que quizás en su afán de experimentación o tal vez por encontrarse dentro del estrellato nos presenta cosas que no tienen su lógica, como por ejemplo Ronin o The Dark Knight Strikes Again.  

Santiago Sequeiros también nos ofreció su visión de Frank Miller. La principal también se centra en la importancia que supone el trabajo con Mazzuchelli para madurar ambos como autores y hacer tal aportación al cómic. Como nos dice Sequeiros, Miller nos lleva mostrando en todo este tiempo una gran dedicación y compromiso con el medio que ama y eso es una prueba de los resultados que ha obtenido hasta ahora. Si embargo, sin negar el soberbio grafismo de Mazzuchelli, no resta importancia a Miller, recordando la solidaridad que es capaz de adoptar con los dibujantes con los que trabaja, ejemplo el de Sienkievicz, a cuyo personal estilo saca un excelente partido.

Sequeiros también nos cuenta lo entretenido que puede ser Miller en esas “locuras” que nos apunta Marín, valorando el lado positivo al destacar que es el aprecio al medio historieta lo que le hace experimentar continuamente. Citando a Daredevil, nos recuerda el episodio en el que, junto a John Buscema a los lápices, nos lleva al superhéroe ciego al lejano oeste, envuelto en una conseguida trama a pesar de lo descabellada que podría ser la idea en principio.    

20:00 EL JUEVES DESDE SEVILLA. Por Ágreda, Guillermo y Pablo Velarde.  

Estuvieron comentando por turnos su trayectorias profesionales hasta llegar al semanario El Jueves con algunas anécdotas que trufaron su camino. Acabaron resumiendo que no hacía falta realizar nada especial para llegar a esta meta, simplemente trabajo, perseverancia y un poco de suerte de estar en el sitio adecuado en el momento oportuno.

Si bien el objetivo final de Pablo Velarde era el Jueves, para los otros contertulios había un abanico de posibilidades dentro del mundo de la ilustración y el cómic, aunque al final terminaron recalando en dicha publicación. En cualquier caso, todos estuvieron de acuerdo en que se encontraban a gusto en la revista, donde manifestaron tener suficiente libertad de expresión para desarrollar su trabajo positivamente. 

Como ejemplo de lo anterior, la imagen que Vizcarra creó de Ariel Sharon con las facciones de un cerdo, muy alejado de los cánones griegos sobre criaturas mitológicas. 

Esto motivó un toque de atención por parte de la embajada Israelí aunque el asunto no pasó a mayores.

Se amenizó la charla contando multitud de anécdotas entre las cuales estaba la de la invitación del Rey a cenar a muchos humoristas gráficos de los cuales, por lo visto, es un ferviente seguidor. En tales circunstancias, uno de los invitados le preguntó a su majestad que cuándo se iba a casar su hijo, el principito, a lo que "Juancar" le respondió que, si pensaban que su hijo era gay por no estar casado aún, ya querrían muchos (incluido él) follarse a las tias que se estaba trajinando el niño.

Otra anécdota que nos dejó perplejos a algunos fue el problema de índole gubernamental de Bárbara "Rey", según el cual el primer asunto de estado que debe enfrentar cada gobierno al comienzo de cada legislatura es el pago por el silencio de la vedette y su famoso affair con el garañón...

Pablo Velarde comentó que estaba desconectado de la televisión desde hacía años y que sus historias no versaban sobre la actualidad, sino sobre los temas que siempre han incumbido al hombre, es decir, atemporales. Por el contrario, Guillermo se empapaba de toda la actualidad en sus diferentes medios de difusión y lo volcaba en sus historietas. Lo hacía no sólo porque era de su interés, sino que, como explicó, era incapaz de construir historias complejas desde la nada.

Agreda estuvo ausente... como un fantasma...¿Le ocurrirá algo?

 

SÁBADO 26  

13:00 MARVEL, PASADO, PRESENTE Y FUTURO. Por Rafael Marín.  

En esta charla sí hubo una buena afluencia de público.  

Rafael Marín explicó la evolución de la editorial Marvel (que había tenido diversos nombres como Timely, Atlas, y que se dedicaba a copiar éxitos de otras) desde que empezó a despuntar en la creación de superhéroes hasta la actualidad, apoyándose en una división por etapas más o menos diferenciadas para llevar a cabo su discurso.  

Aunque ya había introducido algunos superhéroes como Namor y la Antorcha en los 40, tras los logros de DC con este tipo de historias, se decide apostar también por ellas en los 60, encargando el trabajo a autores con cierta experiencia y ya maduros: Stan Lee, Jack Kirby y Steve Ditko. Irán creando un universo que sorprende por el elevado número de ventas que va consiguiendo, y hasta un tiempo después no se advirtió dónde residía el principal logro: pese a poseer cierta ingenuidad, se estaba llevando a cabo una reconstrucción del superhéroe, aunque sin perder la épica. Con nombres en aliteración, los personajes poseían defectos o trabas y aún así eran capaces de realizar grandes hazañas, entrando en complicidad de esta forma con los lectores. Reed Richards era un viejo, Peter Parker un pardillo, Matt Murdock un ciego, etc. Destacaron también en esta primera época otros maestros como John Romita (que introdujo gran belleza en el apartado gráfico) o Wally Wood, entre otros.  

En los 70 se han ido marchando las figuras que forjaron los superhéroes Marvel. Este tipo de personajes da el bajón, pero en la editorial, sin abandonarlos, se apuesta por otro tipo de historias, que son las que merecen mayor reconocimiento por su imaginatividad y las que la mantienen en la cresta de la ola: Conan, la Tumba de Drácula, Maestro de Kung Fu, o las series de terror de EC. Moench, Gulacy, Roy Thomas, John Buscema, entre otros son los nuevos valores.  

En 1977 aparece Star Wars, película en la que vemos aparecer historias, mundos y personajes muy cercanos a los superhéroes que estamos leyendo, especialmente a la Patrulla X de Chris Claremont. Se ha llevado el cómic al cine y a su vez el cine va a redundar con fuerza en el cómic, aportando múltiples referentes. Estos años entra también una prolífica oleada de autores que han crecido leyendo las historias de Marvel (John Byrne, Simonson, Paul Smith, Jim Steranko, etc.) y colocan a estos clásicos de nuevo en un posición destacada del panorama al actualizarlos al tiempo moderno (hippies, problemas sociales, drogas, etc.).  

Según Marín, la llegada de las Secret Wars I supuso la primera toma de contacto de Marvel con el merchandisig, viendo así que esto reportaba más beneficios que la venta de comic-books, hecho que perjudicará cada vez más las historias que se están contando. El conferenciante ve las Secret Wars como una excusa para que Spiderman cambie de traje y así vender más figuritas. Otro hecho que aplastará el personaje del superhéroe será la irrupción de Watchmen y The Dark Knight Returns, con Alan Moore y Frank Miller, respectivamente.  

Estos acontecimientos dan un gran bajón al desarrollo de la editorial, que comenzará a dejarse llevar casi totalmente por el mundo mediático; con autores mediocres se lanzan impactantes campañas publicitarias vendiéndose por millones los ejemplares y todo el merchandising que lleva implícito. Las noticias aparecen incluso antes de la publicación ,aunque luego se abandone la idea, pero se consigue así estar en los medios. Marvel está ya en manos de los bancos y no se quieren correr riesgos, se siguen contando las historias de siempre, con personajes que se pretenden perpetuar y que no han envejecido, aunque los lectores sí. Los argumentos se dirigen a un público infantil, antes de que descubran el alcohol, el sexo y el rock and roll, perdiendo así también a los que han seguido fielmente las historias (en DC se ha sido más inteligente al crear una línea adulta con The Sandman, Hellbalzer o 100 Balas, entre otros). Los autores también están descontentos y se marchan, llegan otros. Es un baile continuo de autores  sin mucha experiencia que no han leído tebeos y que tras contar la historia que llevan rumiando toda su vida ya no tienen más que aportar, y que tampoco son capaces de dibujar las páginas al “estilo Marvel”, esto es, un guión que no es más un boceto que hay que desarrollar. La calidad de los cómics está descendiendo cada vez más, pues el formato en que se está vendiendo, el comic-book de 24 páginas, no cuenta nada ya que prima la espectacularidad de las imágenes, quedando en cada uno pocas y grandes viñetas y escaso texto. A esto se une la rigidez que impera en Marvel, que no quiere correr el riesgo de hacer tabla rasa porque está explotando los personajes en el cine, aparte que las escasas novedades vienen de destrozar momentos cumbres del pasado sin razones de peso (como por ejemplo el hecho de que Gwen Stacy tuviera gemelos de Norman Osborn).  

El discurso de Rafael Marín acabó con el juicio de que si en un país de trescientos millones de habitantes la editorial Marvel sigue vendiendo sólo cincuenta mil ejemplares, ésta acabará desapareciendo, aunque no los tebeos.  

DOMINGO 27  

12:00 EL FUTURO DE STAR WARS DESPUÉS DE EPISODIO III.  

Charla coordinada por representantes de la asociación de fans de Star Wars en Sevilla (Alejandro Pérez Delgado, José Ignacio Ortiz de Galisteo Romero y Alfonso Rodrígues Ruis), acompañados por otros de Barcelona y Valladolid (Sonia y Pastor, respectivamente).  

Los próximos proyectos sobre la saga galáctica fueron el tema central del debate, resaltando dos más o menos fijados: el estreno en 2008 de una serie de animación realizada en Australia y el comienzo del rodaje de una serie de 100 capítulos, con actores reales, en ese mismo año (a cargo de Lucas). En ambos el argumento gira en torno a los primeros años de Anakin en su nueva personalidad de Darth Vader, que perseguirá a tres jóvenes jedis supervivientes.

Entre el resto de rumores que rodean los trabajos futuros parece que se nos lleva al pasado, comentándonos que se habla de hacer algún trabajo sobre los primeros años de Yoda.  

Aparte de citar algunos detalles de las películas, el resto de la cita quedó dominado por los comentarios acerca de la presión en el merchandising, del que son objeto los seguidores, y que se ve a menudo desbaratado una vez han adquirido los productos, con cambios en los argumentos, personajes, etc.  

OTRAS CUESTIONES  

EXPOSICIÓN DE SANTIAGO SEQUEIROS Y MIGUEL FLORIÁN

Desde varias semanas antes se pudo disfrutar de esta exposición en la que acompañando a los textos de Miguel Florián se pudieron ver los evocadores dibujos de Sequeiros. Sergio descubrió la técnica usada por el autor en estas ilustraciones: Tras realizar el dibujo base, lo copia en negativo y lo pasa a "rojo y blanco", superponiendo después este resultado con el original... o algo así...

CONCLUSIONES:

Quizá se podía haber esperado algo más de este evento, sobre todo en lo relativo al comic. La asistencia, si exceptuamos la charla de Piñol, no fue la que cabría esperar en una capital de provincia (y de autonomía). No sabemos si es que el público no está interesado en los contenidos mostrados o es la falta de marketing por parte de la organización del encuentro. Tardaremos tiempo en llegar al nivel exhibido en ciudades tan cercanas como Granada, y ni hablar siquiera de Madrid o Barcelona.

 

Por Alejandro Barba, Juanma Castillo y Sergio González